El broccoli es uno de los vegetales más saludables y beneficiosos que existen. Esta cargado con zinc, vitamina C, potasio, calcio, ácido fólico, hierro, y muchos otros elementos que son Buenos para nuestro organismo y ayudan a aumentar nuestras defensas, a mantener una piel bella, y muchas otras cosas. Sin embargo, no siempre es la comida favorita de todos. Muchas veces, tanto para niños como para adultos, la única manera de hacer que el broccoli tenga buen sabor, es cargándolo de sal, o, en imitación de las Chicas Superpoderosas en el memorable episodio “Invasión Vegetal”, bañándolos en queso fundido. Lamentablemente, ninguna de estas opciones son particularmente saludables, lo cual vence el motive por el cual incluimos el broccoli en nuestras dietas en primer lugar. Por esta razón, te traemos esta fantástica y sencilla receta, que hará que quieras incluir el broccoli en todas tus comidas. Olvídate de cocinar este vegetal al vapor, y anímate a experimentar un poco en la cocina.

 

Para realizar este plato necesitaras:

  • Una o dos cabezas de broccoli
  • Aceite de Oliva
  • Sal y pimienta
  • Limón (opcional)
  • Queso parmesano (opcional)

 

Instrucciones:

  • Precalienta tu horno en su temperatura más alta.
  • Corta tu broccoli en pedazos pequeños y colócalos en un bowl grande. Agrégale el aceite, el queso parmesano, la sal y la pimienta a tu gusto. Mezcla bien todos los ingredientes. No hay una medida específica, solo asegúrate de que sea suficiente para que cada pieza este cubierta con la mezcla. No le eches mucho aceite, no queremos que quede un pozo, solo coloca lo necesario para ayudar al broccoli a cocinarse en el horno.
  • Una vez que todo esté bien mezclado, coloca el broccoli en una bandeja previamente preparada para que no se pegue en el horno. Ten cuidado de colocar las piezas de broccoli separadas, para que la cocción sea pareja.
  • Coloca la bandeja en el horno y déjalo cocinar por unos 15 a 20 minutos, hasta que este tierno. Cada cierto tiempo, revisa el broccoli para monitorear su progreso y asegurarte de que no se queme. Si te gusta un toque crujiente en tus comidas, déjalo unos minutos más de lo necesario, hasta que veas que el broccoli se ha secado y ha adquirido un tono más doradito en el tallo y en la parte superior.
  • ¡Por último, sírvelo en una bandeja, agrégale un chorrito de limón, y listo!

 

Esta manera de cocinar broccoli es ideal como acompañante, o incluso como una merienda de media tarde. Prepararlo al horno le da al vegetal una textura diferente e interesante, y la mezcla de ingredientes, aunque sencilla, lo impregna con muchísimo sabor. Lo mejor de esta receta, es que no se limita solo al broccoli. Anímate a probar este método con otros vegetales, como el coliflor, las zanahorias o la batata. Con solo 4 ingredientes, puedes abrir un mundo de posibilidades culinarias, agregando variedad y color a tu mesa. ¡Sin duda, con esta receta lograras impresionar a tu familia y amigos!

Compartir enShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Deja una Respuesta