No a todos nos tiene que gustar cocinar, pero a todos ciertamente nos gusta la comida, y lamentablemente no siempre tenemos a alguien que prepare nuestras comidas por nosotros. Por eso es importante que todos, tanto hombres como mujeres, aprendamos a desenvolvernos en la cocina Sin embargo, incluso aquellos que nos encanta pretender que somos el host de nuestro propio show de cocina a veces tenemos ganas de dejarlo todo y salir al restaurant más cercano, sin pensar en nuestros bolsillos. Pero sin importar si disfrutas o no de cocinar, estos tips que tenemos para ti sin duda te serán de gran ayuda a la hora de preparar tu próxima comida y harán de tu experiencia, y la de tus comensales, mucho más divertida.

 

  1. Los desayunos son la comida más importante del día, pero a veces puede ser la más aburrida y repetitiva. Sin embargo, lo puedes hacer más divertido de manera muy sencilla. Agarra un pimentón, verde o rojo según tu preferencia, y córtalo en rebanadas de unos 2 centímetros. Colócalo en una sartén con un poco de mantequilla o aceite, y cuando este caliente agrega un huevo en el centro. Puedes hacer lo mismo con una cebolla, o incluso usar cortadores de galletas para hacer más formas divertidas. Al agregar el pimento, conviertes los huevos en una comida completa y saludable, y sin duda les encantara a tu familia y amigos.
    recetas5

  2. Para aquellos que nos gusta hornear, no hay nada más frustrante que darnos cuenta que se nos olvidó sacar la mantequilla del refrigerador. La mantequilla se tarde mucho en suavizarse, y no es posible calentarla un poco en el microondas, porque se derrite y cambian por completo sus propiedades. Pero hay una manera de hacer que la mantequilla fría y dura se ponga suave y cremosa rápidamente. Coloca la mantequilla en una bolsita Ziploc y ciérrala. A continuación, utiliza un rodillo para golpear la mantequilla repetidamente y con fuerza. Golpea hasta que la mantequilla se haya suavizado un poco, y luego termina de llevarla a temperatura ambiente amansándola dentro de la bolsa con tus manos. No solo tendrás mantequilla lista para mezclar en pocos minutos, sino que además es una gran manera de aliviar estrés.
    recetas4

  3. ¿A quien no le gusta un buen plato de pasta? Hay infinitas maneras de prepararla, algunas sencillas y otras más difíciles, pero todas deliciosas. Para hacer un platillo de pasta más divertido, ya sea para los más pequeños, o solo por hacer algo diferente, puedes probar hacerla de colores. Para esto, solo tienes que preparar la pasta como siempre lo haces, y una vez que la hayas drenado, agrega unas góticas de colorante de comida de tu preferencia. ¡Revuelve con un tenedor hasta que toda la pasta este bien cubierta, y listo! Puedes server los colores individualmente, o juntos.
    recetas3

  4. La papa es uno de los alimentos más deliciosos y versátiles que existe. Sin embargo, pelarlas puede ser una tarea muy tediosa y que consume mucho tiempo. Para pelar papas rápidamente, y sin complicaciones, primero hiérvelas y una vez que estén frías, sumérgelas en agua con hielo por unos segundos. Versa Como la piel se desprende fácilmente.

    recetas2

  5. El postre es la comida favorita de todos, pero hay veces que elegimos evitarlo para mantener nuestra figura, o buscamos soluciones con menos azúcar para los niños. Una opción fácil y deliciosa, es el helado de cambur. Para hacerlo, congela un cambur sin su piel, y luego córtalo en pedazos. Colócalo en la batidora y mezcla hasta que este cremoso. ¡Al sacarlo veras que tiene la misma contextura que el helado, pero es mucho más saludable! Para hacerlo un poco más interesante, puedes agregar nueces, o incluso algunas chispas de chocolate.
    recetas1

 

Compartir enShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Leave a Reply